Mes de la Salud Mental

ROMPE CON EL ESTIGMA

En principio, el tema de la salud mental debería dejar de ser un tabú. Especialmente, en estos días debemos normalizar este tema tan importante. Queremos cuidarnos físicamente pero se nos olvida que la salud mental es muy importante. Todo se trata de balance. Que mejor que poder sentirnos saludables y capaces de vivir plenamente, de rendir al máximo nuestras capacidades y disfrutar la vida.

Salud mental y enfermedad o trastorno mental no son lo mismo. Hay muchos factores diferentes que pueden afectar nuestra salud mental como los factores biológicos, genes o la química del cerebro. También, las experiencias de vida, como trauma o abuso y antecedentes familiares de problemas de salud mental.

En marzo de 2020, conocí la ansiedad. En estos días el tema de la ansiedad se menciona por todos lados, pues hemos tenido que aprender a adaptarnos a otra etapa enfrentando sentimientos de miedo y preocupación. La ansiedad puede ser leve, moderada o severa. Con esto, quiero decir que cada persona es distinta y un ataque de ansiedad o pánico no son lo mismo.

Tenemos que reconocer cuando tenemos un desgaste emocional. Las experiencias, traumas de la vida, especialmente de nuestra niñez pueden desencadenar consecuencias en la adultez. Se necesita fuerza de voluntad.

Tuve que comenzar a manejar mi ansiedad, pues la realidad es que hubo muchos cambios en mi vida al mismo tiempo y aunque siempre me ha gustado estar fuera de mi zona de confort, no siempre todo es “perfecto”. También, pasé por una etapa de recordar momentos traumáticos. Como mencioné anteriormente, lo primero que hice fue reconocer que la ansiedad estaba afectactando mi calidad de vida.

La ansiedad se puede vencer. Nunca fui diagnosticada, sin embargo, pude identificar los síntomas a tiempo y reconocerlos, ya que tengo familiares que padecen este trastorno. Entonces, una de las cosas fundamentales es aprender a respirar correctamente. Asimismo, ejercitarse pues nuestra mente se focaliza, realizar pasatiempos, compartir con amigos y lo más importante tener FE, orar mucho.

También, la lectura me ha ayudado mucho. Buscar un buen libro, leerlo y entender nuestro cuerpo nos ayudará mucho. Lo que consumimos es vital para nuestra salud mental. Tratemos de mantener una actitud positiva, practicar la gratitud, conectar con los demás, meditar y desarrollar habilidades para enfrentar los problemas del diario vivir. !Abraza mucho!

Aviso Importante: Esta información es basada en una experiencia personal. Este artículo no reemplaza la consulta médica. Todas las decisiones que tomes con respecto al cuidado de tu salud debes consultarlas con un profesional de la salud.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s